Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

Archive for the ‘Tailandia’ Category

El golpe en Tailandia, III

Posted by Demosthenes en 29/enero/2007

Cuando tuvo lugar el golpe de estado en Tailandia escribí dos artículos, el primero haciéndome eco de los temores que había despertado la confesión musulmana del comandante en jefe golpista, y el segundo, con más información en la mano, inclinándome por desechar la insurgencia separatista musulmana como una causa primaria del golpe. Echando la vista hacia atrás, me pregunto si no me apresuraría en restar importancia al terrorismo.

Sigo pensando que el golpe se debió a que los militares y el rey percibían que Thaksin estaba gobernando irresponsablemente, pero no hay que descartar que el punto en el cual la discrepancia con él era mayor fuera precisamente el terrorismo. No quiere decir eso que porque el comandante el jefe del ejército es de confesión musulmana sea amigo de los terroristas, sólo que cree que el medio para acabar con el terrorismo no es oponerse a él sino la negociación. Los propios militares no han hablado de otro punto de la labor de gobierno de Thaksin aparte de la corrupción, y eso no es creíble como causa de un golpe de estado y nunca ha provocado ninguno en ningún país del mundo, ni por sí misma ni como causa principal. Y la labor de gobierno de la junta militar se ha limitado prácticamente a la nueva política respecto del terrorismo y el Islam en el sur.

Además aunque puede ser acertado describir a Thaksin como un populista, era uno moderado y no se ajustaba a la acepción que suele aplicarse a dirigentes como Chávez. En política exterior era un fiel aliado de los EEUU, tal vez para obtener apoyo en su lucha contra el terrorismo islámico. Entre los presidentes del gobierno españoles no sería descabellado compararlo con Felipe González –a no ser porque durante su mandato la economía se desarrolló favorablemente.

Huelga decir que no es la política antiterrorista la que exacerba el terrorismo –al contrario–, sino dar esperanzas a los terroristas de que sus exigencias serán aceptadas (vía Jihad Watch):

Supuestos militantes (sic) musulmanes decapitaron a un hombre budista y mataron a tiros a dos civiles en el sur de Tailandia el domingo mientras la rebelión no da señales de apaciguarse. […]

Ambos habían sido abatidos y una nota manuscrita próxima a los cuerpos decía: “Mataremos a todos los tailandeses budistas”. […]

Los militantes (sic) de las tres provincias meridionales de Tailandia de mayoría musulmana, que constituyeron un sultanato musulmán hasta que Bangkok se anexionó la región hace un siglo, nunca reivindican sus atentados, y nunca han expresado sus exigencias. […]

Más de 1.900 personas han sido asesinadas durante tres años de violencia en el sur, y los esfuerzos de paz por parte de los nuevos gobernantes militares del país han tenido poco impacto en contener la violencia.


Publicado en paralelo en DOCE DOCE.

Posted in Asia, Tailandia, Terrorismo | 1 Comment »

Tailandia, los terroristas musulmanes llegan a Bangkok

Posted by Augusto en 1/enero/2007

Como era de preveerse el golpe militar en Tailandia a manos de un general musulman con aspiraciones dialogantes con el terrorismo, ha tenido su primera derrota y no ha sido a manos de la pacífica población, sino a manos de aquellos que los golpistas pretendieron proteger.

El terrorismo en Tailandia llega por primera vez a Bangkok

 No es posible dialogar con los terrorismos!. El terrorismo no es un partido político con el que se pueda pactar. El terrorismo es ejercido por un grupo totalitario subversivo cuyo único objetivo es la toma del poder por la fuerza y el cumplimiento de sus objetivos por la violencia.

 No se responde a esta violencia subversiva con mano blanda.

Al  general musulman se le han desmadrado sus hermanos y ahora se verá que tan de acuerdo con ellos estaba. 

Posted in Tailandia, Terrorismo | 23 Comments »

Otros procesos de paz

Posted by Demosthenes en 6/diciembre/2006

No hemos prestado mucha atención a la actualidad de Tailandia desde el golpe de estado, pero si estáis atentos a los canales apropiados sabréis cómo la actitud dialogante del gobierno golpista no ha aplacado a los terroristas. Al contrario, éstos siguen actuando legitimados y protegidos por una impunidad tácita, después de que el gobierno se rebajara a pedir perdón por la represión policial durante el gobierno anterior. El Islam no conoce otro proceso de paz que la rendición incondicional de sus enemigos. Recientemente ha muerto, quemado vivo, el director de una escuela –los terroristas malayos sienten preferencia por el profesorado como objetivo–, y otras cinco personas incluyendo una niña de tres años, el día que se reabrieron las escuelas después de que permanecieran cerradas por los atentados contra ellas.


En Sudán, vemos cómo el hecho de que sean los terroristas los que ocupan el gobierno –con el apoyo de China– no ayuda en absoluto. Después de que uno de los líderes rebeldes acordara abandonar las armas el gobierno sigue tranquilamente con su genocidio:

“En este preciso momento estamos sufriendo un ataque Janjaweed contra el mercado ganadero de el-Fasher”, dijo un enfadado Minnawi a los periodistas en su residencia en la capital, Jartum.

Dijo que “sólo el 3 por ciento del acuerdo de paz ha sido implantado hasta ahora”, con constantes incumplimientos y la destrucción de 48 aldeas en Darfur desde que el acuerdo se firmara en mayo.


Publicado en paralelo en DOCE DOCE.

Posted in Asia, África, Sudán, Tailandia, Terrorismo | 2 Comments »

El jefe del gobierno de Tailandia quiere permitir la Sharia

Posted by millenio en 9/noviembre/2006

El primer ministro de Tailandia Surayud Chulanont quiere permitir la ley islámica en las ciudades del sur del pais donde hay mayoría de musulmanes.

    Deberían ejercer el derecho islámico

Declaró el martes a periodistas extranjeros.

Segun él, quiere iniciar un diálogo constructivo con los musulmanes del pais. Sin embargo no debe producirse una división de Tailandia.

Esta es la única condición que les ponemos 

El primer ministro considera que la Sharia debe ser legalizada porque la cultura en el sur de Tailandia se diferencia basicamente del resto del pais.

Gran parte del pais asiático es budista.

Pero en las regiones de los disturbios 8o% proceden de Malasia y son musulmanes.

Surayud: Esta es nuestra forma de decirles que pueden vivir con su propia gente y su propia moral 

La semana pasada Surayud se había disculpado oficialmente “por la dureza del gobierno antecesor ante las poblaciones musulmanas del sur”

Surayud ha sido nombrado ministro presidente tras un golpe militar en septiembre. Su derrivado antecesor había rechazado el diálogo con los golpistas.

Adios democracia…

Fuente: Europenews

Posted in Asia, Información, Multiculturalismo, Política, Religión y religiones, Tailandia, Terrorismo, Violencia religiosa | 4 Comments »

El golpe en Tailandia, II: La nueva constitución

Posted by Demosthenes en 30/septiembre/2006

Comparada con la escasez de datos que teníamos hasta ahora acerca del golpe de estado, la filtración del borrador de la nueva constitución redactada por los golpistas supone todo un manantial de información, y aun así no permite más que aventurar unas pocas conclusiones bastante arriesgadas. Voy a enlazar las noticias más importantes y luego las analizaré en lo posible. De momento adelanto que la confesión religiosa de la cabeza visible de los golpistas no parece tener la importancia que se le podía suponer. Algunos de los artículos más significativos de la nueva constitución son los siguientes –no son citas directas sino resúmenes de su contenido:

El artículo 1 afirma la unicidad del Reino de Tailandia como monarquía constitucional.

El artículo 4 regula el Consejo Privado.

El artículo 7 capacita al presidente del Consejo de Seguridad Nacional (CSN) a vetar el decreto real para nombrar al portavoz y viceportavoz de la Asamblea.

El artículo 19 trata de la formación de la Asamblea Nacional compuesta de 2.000 miembros nombrados por el presidente del CSN.

El artículo 22 otorga al CSN la potestad de escoger de 100 a 200 candidatos al CRC (Consejo de Redacción de la Constitución) para aprobación real.

El artículo 24 capacita al presidente del CSN a nombrar al presidente y vicepresidente del CRC.

Los artículos 31 y 32 capacitan al gobierno y al CSN a seleccionar y enmendar conjuntamente un estatuto anterior para promulgarlo en 30 días si la redacción del estatuto no es completado a tiempo.

El artículo 34 capacita al CSN a convocar una reunión con el gobierno para resolver problemas administrativos.

El artículo 36 valida legalmente las órdenes y anuncios hechos por el Consejo para la Reforma Democrática (CRD) bajo la monarquía constitucional.

El artículo 37 otorga completa inmunidad para todas las acciones llevadas a cabo por el CRD para tomar el poder.

El artículo 39 capacita al presidente del CSN para administrar el país hasta el nombramiento de un primer ministro.

No sabría precisar la importancia del artículo primero, me parece una garantía de que unas posibles negociaciones con los terroristas del sur no comprometerán la unidad del estado, y tal vez garantice más, aunque un artículo parecido ya estaba presente en la constitución anterior.

El Consejo Privado aconseja al rey, y parece ser que uno de sus miembros va a ser el próximo primer ministro –luego hablaremos más de él. Se ha dicho que el rey ha visto con buenos ojos el golpe de estado.

Os estaréis preguntando sobre todo qué son el CSN y el CRD. El CRD es el nombre adoptado por los golpistas, y este órgano está presidido por el famoso general musulmán Sondhi; por tanto el artículo 37 supone que los golpistas nunca podrán ser perseguidos por la justicia. El CSN es un órgano que como veis prevé la nueva constitución, cuya función será vigilar y fiscalizar las instituciones democráticas para proteger la “seguridad nacional”. El CSN estará formado por los miembros del CRD, es sólo una forma de hacerlo oficial cambiando el nombre. El CSN tendrá la potestad de controlar todos los aspectos del gobierno al menos mediante la fórmula del veto, y por lo que leo de otras fuentes este enlace no detalla todos los poderes del CSN. Parece ser por ejemplo que el artículo 14, que trata del nombramiento y destitución del primer ministro y otros miembros del gobierno, otorga al CSN la potestad de destituirlos.

En definitiva, aunque no parece que el golpe haya sido causado principalmente por la insurgencia en el sur, sí que supone en esencia un retroceso democrático, aún más toda vez que la constitución vigente antes del golpe, instaurada en 1997, era considerada una de las más genuinamente democráticas de las muchas que ha tenido Tailandia. Aunque el régimen seguirá siendo formalmente democrático –bajo la forma de una monarquía constitucional como antes–, los golpistas se instalan en un órgano que ellos mismos crean, y aunque seguramente no intervendrán cotidianamente mientras ellos no lo juzguen necesario, se reservan la potestad de vetar a discreción cualquier decisión que lleve al país por donde ellos no quieren. Un golpe por el que seguramente no me habría interesado si no se me hubieran encendido las alarmas en un principio, como a muchos otros, por la confesión religiosa de su cabeza visible. (A ver si Reboot se queda más tranquilo. ;-) )

La mayoría de los medios de comunicación, que con tan buenos ojos vieron inicialmente el golpe porque Sondhi es musulmán, coinciden ahora en el retroceso democrático:

Expertos legales han criticado el texto del borrador, que fue obtenido por medios de comunicación locales, diciendo que muestra la nula intención por parte de los líderes golpistas de ceder completamente el poder. […]

Otorga a los líderes golpistas el derecho de convocar reuniones con el gobierno para “resolver problemas administrativos” y les permite “destituir al primer ministro” y a miembros del gobierno.

La confesión musulmana del general Sondhi no tiene seguramente especial relevancia, está a la cabeza de la junta golpista porque era el comandante el jefe del ejército. Sin embargo sirvió para que la prensa recibiera el golpe con albricias, y todo porque se esperaba que significara concesiones a los terroristas (ay la prensa). Por cierto que ahora está por ver que la junta esté más dispuesta a la negociación que el depuesto primer ministro Thaksin al que tanto criticaba esa misma prensa por su “puño de hierro”, que yo sepa esta posibilidad era sobre todo una elucubración de la prensa, wishful thinking basado en la religión de Sondhi. No digo que no vaya a ser así, pero al menos de momento no sé de ninguna declaración de Sondhi u otro golpista que pueda interpretarse en ese sentido.

Por si fuera poco el que seguramente sea el próximo primer ministro interino es, como prometió la junta militar, un civil; pero entiéndase que el general Sondhi dijo en una rueda de prensa que “cuando se dice ‘primer ministro civil’, verá que los soldados pueden ser llamados civiles una vez que se retiran”. En efecto el nombre no confirmado para el cargo de primer ministro interino es el de un general retirado que pertenece al Consejo Privado del rey. Frente a la confesión musulmana de Sondhi, este general Surayud Chulanont se retiró tres meses a un monasterio budista, desde su jubilación como militar hasta su ingreso en el Consejo Privado.

Queda bastante claro que Tailandia ha pasado a estar controlada por una dictadura militar, aunque la monarquía constitucional pueda seguir funcionando bajo ella siempre que no se aparte de sus designios. Se puede especular mucho con las causas. Ya no parece que el asunto central sea la insurgencia en el sur, y tampoco convence la excusa esgrimida por los golpistas, la corrupción de Thaksin, los golpes de estado se llevan a cabo para cambiar la dirección de un país y nunca a causa de factores circunstanciales. Al parecer, y a grandes rasgos, Thaksin debía sus dos victorias electorales al voto rural, mientras que era impopular en las ciudades, y supuestamente se había entregado a prácticas corruptas. Puede que el principal factor tras el golpe de estado sea la intención de los generales de evitar que el país sea arruinado por políticos populistas como supuestamente era Thaksin. Se estarían responsabilizando de vigilar paternalmente la evolución política del país mientras perciban que el pueblo tailandés es democráticamente menor de edad. Es una teoría que se me ocurre, pero es demasiado pronto para apostar por ella o desecharla, mientras no dispongamos de más información y no observemos los futuros desarrollos políticos de Tailandia.


Actualización: El nombre del primer ministro ya está confirmado. La noticia incluye un dato interesante, si es cierto, que no había leído en noticias anteriores: la constitución que instaura la dictadura es supuestamente temporal y sólo estaría vigente hasta las próximas elecciones que la junta promete para octubre de 2007. Lo que no sé es si entonces se abrirá una legislatura constituyente o se pretende volver a la constitución de 1997.

El general retirado Surayud Chulanont ha jurado el cargo de primer ministro interino de Tailandia en una breve ceremonia en la capital, Bangkok.

Su gobierno se concentraría en “la felicidad del pueblo” por encima del crecimiento económico, según dijo después a los periodistas. […]

El ejército también desveló una constitución a corto plazo bajo la cual mantendrán poderes sustanciales hasta las elecciones prometidas para octubre de 2007. […]

[Surayud Chulanont] dijo que intentaría afrontar las divisiones políticas y acabar con la insurgencia islámica en el sur del país.

“Pondré estos dos asuntos al principio de mi programa,” dijo. “Haré un gran esfuerzo para resolver estos dos problemas en un año” [antes de las elecciones de octubre de 2007.] […]

Thaksin, que alcanzó el poder en 2001, había resultado un primer ministro controvertido y divisivo.

A los votantes más pobres les gustaron sus ofertas de seguridad social barata y condonación de deuda, su programa nacionalista y su desprecio por la “élite de Bangkok” en política. También se ganó respeto por su gestión tras el tsunami de 2004 y políticas que llevaron a una expansión económica.

Crecientes protestas durante este año amenazaron su posición.

Pero fue su fácil victoria en las elecciones generales de abril –subsecuentemente declaradas inválidas– lo que puede haber impulsado a los generales a actuar.

Comentarios como el de “la felicidad del pueblo” y la apuesta por el diálogo para resolver la yihad en el sur caracterizan a los golpistas como más bien progres. Uniendo a esto su condición de militares y su disposición a intervenir quirúrgicamente en política, tal vez sea mi mente paranoica pero no puedo dejar de contemplar la posibilidad de que sean al menos mayoritariamente masones –lo cual anularía completamente el factor de la confesión musulmana de Sondhi. Aunque lo importante no es eso sino las políticas concretas que adopten, y por supuesto la situación dentro de un año y si de verdad se acaba la dictadura, si no triunfa entonces otro político como Thaksin, etc. Tampoco serían unos masones tan radicales como los que había en España a principios de siglo, si les disgusta el populismo de Thaksin.

Publicado en paralelo en DOCE DOCE.

Posted in Asia, Política, Tailandia | 3 Comments »

El golpe en Tailandia

Posted by Demosthenes en 28/septiembre/2006

Poco se sabe lo que resultará del golpe de estado que a día de hoy todo el mundo conoce. Los militares golpistas afirman que en breve se volverá a una situación “normal”; el tiempo dirá si es así o se producen cambios permanentes a largo plazo. El WorldNetDaily tiene un artículo en el que no desvelan muchas claves, aunque sí la que podría ser la fundamental, y que por supuesto es ocultada por la gran mayoría de medios de comunicación:

Aquí estamos en el medio de una yihad global, en la que prácticamente todos los conflictos del mundo implican a musulmanes guerreando contra no musulmanes. Y sin embargo, nadie en la prensa se atreve a mencionar la curiosidad de que un general musulmán derroque al primer ministro en un país predominantemente budista que sufre un largo conflicto con insurgentes musulmanes que quieren la independencia para su 4 por ciento de la población

¿Creen que es significativo?

Yo sí.

¿Creen que tiene interés periodístico?

Yo sí.

En general el golpe de estado ha sido bien recibido por la prensa internacional, y esto sólo puede deberse a la confesión musulmana del general golpista. Si fuera un no musulmán dispuesto a acabar con la insurgencia musulmana en el sur, todos los medios estarían atacándolo, y le costaría mucho soportar la presión de la comunidad internacional liderada por la ONU, la OIC –valga la redundancia– Francia, China, etc. Sin embargo ahora tiene carta blanca para hacer de Tailandia lo que le plazca, gracias a este lavado de imagen de los medios; así por ejemplo The Christian Science Monitor: “El golpe en Tailandia puede aliviar la violencia en el sur”

El golpe incruento que destituyó la semana pasada a Thaksin Shinawatra, primer ministro de Tailandia elegido dos veces, ha dado a los líderes musulmanes de las provincias sureñas plagadas de violencia esperanza de que la lucha separatista pueda apaciguarse pronto. [Nota: los responsables de la susodicha violencia no son sino estos mismos “líderes”.] […]

El general Sodhi, el primer comandante en jefe musulmán del ejército tailandés, es partidario de una aproximación más suave que Thaksin, cuyas políticas de línea dura han sido señaladas [¿por quién?] como las responsables del empeoramiento de las hostilidades. […]

La administración de Thaksin había luchado contra la insurgencia con un puño de hierro, permitiendo a las fuerzas de seguridad pinchar teléfonos, prohibir reuniones, detener sospechosos sin cargo e imponer toques de queda. Estas políticas provocaron la ira de grupos de derechos humanos, que acusaron al gobierno de asesinatos extrajudiciales, secuestros y tortura.

Lo que es más, la estrategia agresiva de Thaksin estaba fallando; con estas medidas la violencia estaba aumentando. “Las políticas policiales no podían resolver el problema”, dijo Srisompob Jitpiromsri, un conferenciante de ciencia política en la universidad Príncipe de Songkhla en Pattani [provincia musulmana]. “El ejército no puede hacer esto solo; también necesitamos una solución política.” […]

Muchos esperan que Sondhi implante una serie de medidas propuestas recientemente por la Comisión para la Reconciliación Nacional, un organismo gubernamental establecido para encontrar soluciones. Las recomendaciones incluyen el uso del idioma malayo en documentos oficiales, permitir el uso parcial de la sharia, y nombrar a más funcionarios locales [musulmanes] en posiciones burocráticas clave.

Y por supuesto la AP:

Thaksin, que llevaba a cabo una política de puño de hierro para suprimir la insurgencia, era generalmente detestado en el sur de Tailandia y muchos musulmanes moderados decían que el sangriento conflicto no podría ser resuelto jamás mientras permaneciera en el poder.

No me preguntéis a qué musulmanes no considera “moderados” la AP porque no sabría deciros. Cualquier español con dos dedos de frente reconocerá el patrón universal del terrorismo por propia experiencia: “Negociad o morid, vosotros os cansaréis antes que nosotros.” La propaganda es grotesca. De acuerdo con el primer panfleto, que la policía pinche teléfonos –de terroristas– vulnera los derechos humanos; lo cierto es que es práctica habitual y ordinaria en todo el mundo civilizado para todo tipo de delincuentes. También acusa al gobierno anterior de prohibir reuniones, refiriéndose a las de grupos terroristas con planes de rebelión, las cuales serían ilegales según el propio Código Penal español. Las otras dos medidas, detenciones provisionales sin cargos y toques de queda, se practican en países occidentales especialmente amenazados por el terrorismo, o en circunstancias graves como las que sin ninguna duda vive Tailandia, a causa de la yihad terrorista –valga la redundancia– en el sur.

Al parecer esto hacía al gobierno electo anterior mucho menos democrático que la junta militar golpista que gobierna ahora, que como nos informa el propio CSM después, al final del artículo, ha prohibido todas las reuniones, ha decretado censura para los medios, y detenido sin cargos no a sospechosos de terrorismo –con ésos se va a sentar a negociar–, sino a miembros del gobierno electo anterior.

En definitiva, creo que precisamente en la coyuntura española actual, a cualquier paisano le suena lo de represión frente a negociación en lo que respecta a terrorismo. Por su parte la junta golpista ha hablado en una entrevsita que un portavoz ha concedido a la BBC:

El teniente general Winai Phattiyakul dijo que el ejército intervino por la probabilidad de choques entre partidarios y detractores del anterior primer ministro.

Dijo que el ejército estaba fuertemente dividido antes del golpe de la semana pasada.

Y acusó al primer ministro destituido Thaksin Shinawatra de planear usar elementos del ejército contra la oposición.

La excusa es inverosímil; muchos países sufren disturbios graves durante largos períodos sin que ello sea excusa para una intervención del ejército o la provoque en la práctica, con lo que un “caritativo” golpe que se adelanta a unos hipotéticos disturbios resulta risible. Que el golpe militar no persigue mantener el orden sino operar cambios políticos lo prueba el hecho que la junta militar ha redactado una nueva constitución. La acusación al anterior primer ministro de querer usar ilegalmente al ejército contra la oposición no resulta menos risible, a menos que se explique cómo entraba dentro de esos planes el nombramiento como comandante en jefe del ejército del general musulmán que ahora ha depuesto a aquél. Lo cierto es que, como casi es ocioso señalar, han sido los generales golpistas los que han usado al ejército ilegalmente no contra la oposición, sino contra el gobierno electo.

Habrá que observar los acontecimientos venideros, pero los datos parecen apuntar a un deterioro de la democracia y un avance de los objetivos de los terroristas. La junta golpista promete que va a restablecer la democracia en breve, pero también había dicho anteriormente el general Sondhi que la preside que:

No hay nadie que quiera dar un golpe.

Puedo asegurar que el ejército no lo hará.

El ejército no se involucrará en el conflicto político.

Los problemas políticos deberían ser resueltos por los políticos. Los golpes militares son cosa del pasado.

Eso sólo dañaría la imagen del país, y el ejército no está de acuerdo con la idea de un gobierno de emergencia.

Y aunque la democracia fuera restablecida nada excusa el uso de la fuerza militar para deponer un gobierno y cambiar el rumbo del país. Pero sería inocente ignorar la yihad (etc. etc. etc. etc. etc. etc. etc. etc. etc…) que ha estado sufriendo Tailandia, y la importancia central, seguramente única, de ello en el desencadenamiento de un golpe a manos de un comandante en jefe musulmán.

Publicado en paralelo en DOCE DOCE.

Posted in Asia, Medios de comunicación, Tailandia, Terrorismo | 6 Comments »