Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

Libano y Paquistán. Dos grandes desastres de la politica exterior de Bush

Posted by AMDG en 15/septiembre/2008

Nos lo muestra Caroline B. Glick en un artículo del Jerusalem post que nos traduce Tizas. Este es el resultado en Paquistán:

Desde los ataques del 11 de septiembre de 2001, Estados Unidos ignora la situación nacional en Pakistán. Primero puso todas sus esperanzas en el presidente paquistaní Pervez Musharraf para que sirviera de aliado. Washington ignoró la negativa de Musharraf a purgar al ejército paquistaní y su poderoso servicio de inteligencia de su fuerte presencia jihadista que colaboraba con los Talibanes y al-Qaida, les proporcionaba refugios, y les permitía tomar el control de las provincias colindantes con Afganistán.

Entonces, en una jugada a plena luz, Washington intentaba el año pasado impulsar su programa de democratización del mundo islámico presionando a Musharraf para que permitiera la celebración de elecciones limpias al parlamento de Pakistán. Desafortunadamente, Estados Unidos no se dio cuenta de que todos los partidos presuntamente democráticos que competían odian a América y se oponen a tomar cualquier medida contra los Talibanes o al-Qaida.

Ahora que las fuerzas “democráticas” anti-occidentales que ha desatado Estados Unidos han expulsado a Musharraf del poder, Estados Unidos no tiene ningún aliado en las estructuras de poder políticas y militares de Pakistán con quien colaborar en la lucha contra los Talibanes y al-Qaida. Aún más preocupante, Estados Unidos no tiene nadie en quien pueda confiar para garantizar que las fuerzas jihadistas no tienen acceso al arsenal nuclear de Pakistán.

Esta última idea quedaba clara el martes cuando el New York Times citaba a un alto funcionario de la administración Bush precisando que los agentes jihadistas han realizado “esfuerzos constantes” por infiltrarse en los laboratorios nucleares de Pakistán. Más allá de eso, ni siquiera Musharraf dio nunca garantías incondicionales a Estados Unidos de que estuviera protegiendo el arsenal nuclear de su país. Musharraf se negaba en redondo a rendir cuentas de lo mucho de los 100 millones de dólares norteamericanos que le eran transferidos a efectos de proteger sus entre 50 y 100 cabezas nucleares.

¿Por qué están entonces tan obsesionados con Irán? Un desastre sin paliativos. Y lo mismo ha sucedido en Líbano, donde Hezbolá se ha hecho en la práctica con el poder tras forzar los EE. UU. la detención de la ofensiva israelí de verano del 2006.

No os lo perdáis: Rusia-EEUU: la teoría del dominó sigue cumpliéndose

Anuncios

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: