Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

Así se autodestruye una sociedad. Zapatero no necesita tomar nota.

Posted by AMDG en 5/julio/2008

En relación la prohibición de las tarjetas para el Día del Padre, leo en GoV una descripción de un fenómeno extrañísimo el comportamiento autodestructivo de un grupo poblacional. Se refiere a los animales:

  1. Aumento de la violencia espontánea e inexplicable
  2. Comportamientos autodestructivos
  3. Reducción de los nacimientos
  4. Reducción de la formación de parejas
  5. Desatención de las crías
  6. Homosexualidad

¿A que suena familiar?

Being Sensitive to the Behavioral Sink

2 comentarios to “Así se autodestruye una sociedad. Zapatero no necesita tomar nota.”

  1. vicente said

    Totalmente de acuerdo con ese diagnóstico. Opino que en el blog
    layijadeneurabia.com y en europans.org y en otrosse está demostrando que el sistema impuesto al mundo desde 1945 es una gigantesca tirania que lleva a la ruina a europa. Quizás israelitas y europeos debamos unirnos, como ha problamado Angela Merkel en Jerusalem. Pero el enemigo comun de judios y europeos son las ideologías islamistas que, por desgracia, cuentan con la colaboración de los poderes políticos y financieros más importantes.
    Quizás el texto que copio a continuación a más de uno molestará pero si somos libres e inteligentes sabremos ver la gran verdad que encierra. (Saludos liberales) El texto es el siguiente:
    En la actualidad, fuerzas poderosas con intereses muy definidos han desfigurado y corrompido el tema racial de tal manera que su discusión seria es casi inexistente, y solo se da en grupos reducidos de personas racialmente concientes que son ignorados o directamente censurados por los medios masivos de comunicación.

    Son estos mismos medios masivos los utilizados por las fuerzas antes mencionadas para crear un clima de histeria irracional en las masas en lo que respecta al tema racial.

    Los efectos que esta histeria artificial producen en las masas son diferentes según el grupo racial al que pertenezcan, ya que lo que buscan las fuerzas anti-raciales es crear un doble discurso.

    Este doble discurso parte en todos los casos de la falsa creencia implantada en las masas de que el tema racial es siempre sinónimo de muerte, sufrimiento, opresión, genocidio, egoísmo y dominio cruel de una raza sobre otras.

    El doble discurso se da cuando las fuerzas anti-raciales asignan el papel que cada raza asume como propia en su inconsciente colectivo.

    Mientras se adoctrina a las masas de raza blanca de forma tal que crean que todo el mal del mundo proviene de ellas, tildando a su raza de opresora y siniestra y creando un sentimiento de culpa que lleva a un auto-odio que suprime cualquier posible manifestación de orgullo racial o defensa de su identidad, a todas las demás razas se las lleva a identificarse con los supuestos oprimidos, generando en ellos un sentimiento de revancha, desprecio y hasta odio por el blanco al que ven como fuente de todos sus males y desgracias.

    El resultado es una raza blanca moralmente debilitada cuya voluntad de defensa y su orgullo se encuentran anulados por el auto-odio, frente a un conjunto de razas ajenas cebadas por propaganda que las lleva a justificar cualquier ataque, exigencia o reclamo violento contra la primera.

    Para rematar cualquier resto de posible resistencia a estas ideas, se ha impreso en la mentalidad occidental el dogma del igualitarismo. Este consiste en la negación de toda diferencia racial fuera del aspecto físico, y en la creencia en que las diferencias culturales y sociales existentes se deben solo al entorno, negando la indudable influencia genética en el desarrollo de las civilizaciones.
    Algunos igualitaristas algo mas fanáticos incluso niegan la misma existencia de las razas, cerrando así cualquier posible discusión del tema.

    Se lleva de esta manera a las masas blancas a vivir en un mundo de fantasías en el que, supuestamente, los grupos raciales se pueden mezclar o pueden ser reemplazados unos por otros sin que se pierdan para siempre costumbres y tradiciones y sin que se produzcan cambios sociales y culturales de importancia.

    Esta creencia en la igualdad y fungibilidad racial da pie a que las poblaciones blancas presenten menos resistencia a oleadas migratorias racialmente ajenas creyendo que el comportamiento de estos inmigrantes será el mismo que el del nativo blanco, y que su adaptación social es factible y se dará de forma totalmente armónica.

    Luego, cuando aparecen los inevitables problemas de incompatibilidad racial, principalmente la inadaptabilidad, el crimen y la degradación del ambiente social, siguiendo las reglas del doble discurso racial se le echa la culpa al blanco, quien la acepta con vergüenza debido al reflejo de auto-odio que ya tiene programado en su mente lavada por los medios del Sistema.

    Basándose en el dogma igualitarista se promueve también la mestización, dando nacimiento a individuos genéticamente ajenos a la población blanca nativa, que no podrán sostener ni desarrollar la cultura de la nación de su progenitor blanco, y cortando además una línea de ancestros puros de miles de años de antigüedad.

    Todo esto, sumado a la mentalidad liberal-individualista que pesa sobre occidente en la actualidad, lleva a que todo blanco que plantee la defensa de su nación, sus costumbres y su pueblo y considere siquiera analizar objetivamente la aplicación de normas raciales en su sociedad o demostrar orgullo racial, sea considerado una persona criminal, enferma y despreciable por el mismo pueblo al que intenta defender.

    En cambio toda demostración de orgullo racial, exigencia incoherente e incluso acto de violencia con motivos raciales contra blancos en tierras blancas, son justificados y aplaudidos incluso por los mismos blancos cuando son realizados por elementos racialmente ajenos, considerándolo un justo acto de retribución por la maldad que, según la propaganda vertida constantemente en las masas, los blancos practican contra los demás.

    Queda así configurado el escenario que desembocara, a menos que esta situación se empiece a tomar en serio, en la extinción de la raza blanca por mestización y exterminio.

    De no hacer algo desapareceremos pronto de la faz de la tierra junto con lo que queda de nuestra cultura, costumbres y valores, siendo reemplazados por una masa mestiza sin ningún tipo de identidad, sin rumbo ni destino común y sin personalidad, y por lo tanto mucho mas fácil de dominar por la nueva aristocracia mundial que derivaría de los actuales lideres e ideólogos del Sistema.

    __________________

  2. […] Esta información la publica también Eurabian News: […]

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: