Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

Manifiesto de Siracusa, ¿de verdad hay otra forma de ser conservador?

Posted by AMDG en 6/abril/2008

Es la pregunta que me hago tras leer el manifiesto de Siracusa con que se presenta un conjunto de blogs –muy interesantes en todo caso- que proponen “otra forma de ser conservador”. Hay un par de cosas que chirrían:

Rechazamos el miedo a la ciencia de los conservadores religiosos.

Sin duda se refieren al Creacionismo, pero, que yo sepa, no hay demostración científica de que la materia exista desde siempre y por necesidad, así que ya me dirán como lo pueden refutar. La otra es esta:

Rechazamos la asunción de que sólo los judeocristianos «occidentales» pueden desarrollar la democracia liberal y no nos resignamos a aceptar el fanatismo religioso como la única expresión posible del Islam.

Pasemos por alto que hablar de “judeocristianos” es pleonasmo. El cristianismo es el destino del judaísmo en lo universal, no hace falta adjetivarlo como judaico. Y lo mismo con la “democracia liberal”, una contradicción en los términos; entendamos que dice sistemas políticos garantistas, de derecho, sujetos “al imperio de la ley”. Lo que realmente me llama la atención es ese “no nos resignamos a aceptar el fanatismo religioso como la única expresión posible del Islam”. ¿En qué consistirá esa falta de resignación? ¿Qué harán los blogueros de Siracusa para desfanatizar el Islam? Creo que no hay mejor estrategia al respecto que resignarse y contener los daños que nos pueda causar. Desde luego, me parecería fantástico que el Islam lograra sacudirse el fanatismo, pero invertir nuestro tiempo y recursos en su reforma me parece una estrategia equivocada. Yo me resigno, porque el mal que no se puede extirpar hay que sufrirlo con cristiana resignación, esperando que escampe. Así acaba:

Si el Manifiesto Euston indicó un rumbo posible para la izquierda, el Discurso de Bercy despertó las ilusiones posmodernas desde una posición conservadora. En conjunto, Euston, Bercy y Siracusa muestran que hay otro modo de ser liberal. Otro modo de ser socialista. Otro modo de ser conservador. Otro modo de ser republicano.

Dicen que hay otra forma de ser conservador. Yo solo conozco una: trabajar duro, ahorrar todo lo posible y prudente, y -por supuesto- criar hijos. Lo demás son, permítaseme, idealismos de la praxis. Por eso me pregunto ¿y estos señores, cuántos hijos suman?

____

PS1: Lancé aquí la pregunta -con unas horrorosas faltas de ortografía, lo siento- y recibí esta respuesta:

Estoy en condiciones de asegurarle que incluso los siracusanos que no tenemos hijos tenemos, o bien hemos tenido, padres; forma no menos egregia de conservadurismo que la anterior.

Así que tener padres -imagino que quiere decir conocidos- es ahora una forma egregia – es decir, que se sale del rebaño, de la grey- del conservadurismo. Bueno, tiene su razón: cada vez es menos frecuente nacer en una familia normal; con su padre y su madre casados conforme a la ley y las buenas costumbres.

PS2: Hay una discusión relacionada aquí.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: