Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

Archive for 6/09/06

Mark Steyn, el multiculturalismo, el Cristianismo y el Islam

Posted by Manning en 6/septiembre/2006

En otro de sus atinados artículos, Mark Steyn parte de la forzosa conversión al Islam de los periodistas de Fox News secuestrados por terroristas musulmanes para criticar el multiculturalismo adoptado en Occidente, que lleva a ocultar los hechos desagradables del Islam (justo lo contrario de lo que hacemos en este blog):

La mentalidad occidental multicultural lleva desde el 11 de Septiembre intentando desesperadamente contener al Islam dentro del frívolo disfraz de diversidad. Es “solamente” otra religión, como los Protestantes congregacionistas, o los Episcopalianos. Cierto, tiene unos cuantos fanáticos, pero ¿no los tenemos todos? Insistir en esta idea exige un desagradable montón de cosas que barrer bajo la alfombra, y a estas alturas hay tanto debajo que parece un Himalaya tapizado. Para empezar, no se puede evitar notar que el tráfico es sobre todo unidireccional: en el país del Dr. Mahathir [primer ministro de Malasia], donde una larga tradición de Derecho Común inglés se encuentra bajo constante presión de la sharia, una dama llamada Lina Joy soporta actualmente amenazas de muerte y una larga batalla legal porque cometió “el crimen” de convertirse del Islam al Catolicismo.

Bien, eso es lo que Malasia tiene que ofrecerte. ¿Pero qué hay de Michigan? Nazra Quraishi, una profesora del parvulario de una escuela musulmana local, escribía el mes pasado en el The Lansing State Journal como sigue:

El Islam es la guía para la humanidad, en todo momento, hasta el día del juicio. En el Islam está prohibido convertirse a cualquier otra religión. El castigo es la muerte. No existe desacuerdo en ello. El Islam es abrazado en todo momento por gente de otros credos. Deben saber que pueden abrazar el Islam, pero no pueden salir. Esta norma no es establecida por los musulmanes; es la ley suprema de Alá“.

La claridad con la que se expresan musulmanes como Nazra Quraishi es inversamente proporcional a la oscuridad y ocultamiento con la que periodistas y políticos occidentales abordan estas cuestiones.  Mark Steyn también ataca el mito de que todas las religiones son iguales:

Tanto cristianos como musulmanes son “pueblos del libro”. Pero existe una diferencia: el Cristianismo comenzó como religión del débil, practicado por lo más bajo de las sociedades y avanzó mediante conversión y ejemplo, independiente del estado. La distinción entre religión y poder temporal está encajada en su narrativa fundacional. Compare las palabras finales de Jesús a sus discípulos, el día de la ascensión…

Recibiréis el poder, después de que venga a vosotros el Espíritu Santo: y seréis testigos de mí tanto en Jerusalén como en toda Judea y en Samaria, y en la parte más recóndita de la tierra“.

… con las palabras finales de Mahoma a sus discípulos:

Se me ordenó que luchase contra todos los hombres hasta que dijeran, ‘No hay otro dios sino Alá’“.

Eso es toda una diferencia. Cristo está diciendo que vayan hasta los rincones de la tierra y persuadan a otros de lo que saben que es la verdad. Mahoma está diciendo que combatan contra todos los hombres hasta que se sometan a su verdad: no es un plan para convertir un imperio existente (como hizo el Cristianismo) sino para el establecimiento de un imperio nuevo. El Islam nació y se extendió como credo de guerreros y, mientras que puede ser instigado, la intensidad del fervor de los musulmanes occidentales de hoy sugiere que el guerrero Mahometano pervive en el corazón de su fe, aunque significativamente magnificado mediante superior potencia de fuego. Oh, vamos, dirá usted, ¿qué hay de la Inquisición española? Bien, para empezar, la Inquisición mató a menos gente en siglo y medio de la que mata la jihad en un año flojo. Pero, en el sentido general, es fácil argumentar que, cifras al margen, siempre fue una aberración y una distorsión de las raíces del cristianismo. Que la jihad en su forma más violenta sea una distorsión del mensaje de Mahoma está menos claro. Con el Islam, la aberración son las variantes moderadas de los Balcanes, los estados de Asia Central y del Sur. Y hoy todos están desapareciendo.

La conclusión del periodista canadiense es que hay buenas y malas noticias.  Primero las malas:

Las malas noticias son que el Islam pronto será capaz de obligar a la sumisión-conversión a punta de misil nuclear.

Y probablemente no necesiten tanto.  Como reza el título de otro artículo del propio Steyn, No se molesten en secuestrarnos: nos rendimos solos, del que dejo sólo el brillante comienzo:

¿Vio usted ese vídeo en que dos periodistas de la Fox anunciaban que se habían convertido al Islam? A mi entender, el gran problema es que también se han convertido a la fe islámica buena parte de los demás medios occidentales, y no parece que haya manera de volver a convertirlos al periodismo.

Con este pequeño paréntesis, casi me olvido de las buenas noticias.  Aquí están:

Las buenas noticias son que cualquier religión que necesite hacer eso es, por definición, débil. Más que eso, el feroz credo del guerrero musulmán del siglo VIII ha sido reemplazado en su mayor parte por un montón de sandeces cogidas por los pelos adquiridas en su totalidad de patologías totalitarias europeas desfasadas. Habría dejado atónito a casi cualquier otro dictador de Persia como absurdo y sin valor estar tan penosamente obsesionado con el revisionismo del Holocausto como el Presidente Ahmadinejad: muestra un caso grave de complejo de inferioridad cultural eurófilo. Pero en las mezquitas y madrazas de hoy en día hay casi tan poca contemplación de lo divino como en un sermón anglicano típico. El gran columnista canadiense David Warren argumenta que el Islam es desesperadamente débil, que ha sido “idiotizado” por estas anacrónicas importaciones del Fascismo de mediados del siglo XX. No estoy seguro de si yo iría tan lejos, pero, si Washington tiene la mitad de fantasmas de influencia que a las películas les gusta creer que tenemos, la negligencia espiritual del Islam de hoy en día es un gran talón de Aquiles en su punto para explotar.

Mark Steyn: Convertíos o morid.

Publicado en paralelo en El Blog de Manning.

Posted in Autores, Multiculturalismo, Religión y religiones, Terrorismo | 4 Comments »