Eurabian News

Sobre la transformación de Europa en Eurabia y la Tercera Yijad

La crisis de Oriente Próximo, VIII: La UNIFIL

Posted by Demosthenes en 18/agosto/2006

Little Green Footballs nos sigue informando sobre la fuerza internacional que se supone que será la solución al problema –como lo ha venido siendo estos pasados años. De allí copio dos enlaces, el primero de un artículo muy extensivo del Haaretz. Como dijimos en la entrada anterior, nadie está dispuesto a desarmar a Hizbollah. Ni siquiera los EEUU, que tanto presionaron a Israel a última hora por un armisticio, sobre todo a partir del incidente de Caná:

“No creo que haya expectativas de que esta fuerza vaya a desarmar físicamente a Hizbullah”, dijo [Condoleezza] Rice a USA Today. Creo que hay algún malentendido acerca de cómo se desarma a una milicia. Hay que tener un plan, antes que nada, para el desarme de la milicia, y después la esperanza es que algunos depongan sus armas voluntariamente.

Los EEUU son el único apoyo internacional de Israel, pero al final siempre acaban obligándole a hacer lo que no le conviene precisamente por eso. Hizbollah no ganó la guerra con sus misiles como cree Hamas, lo hizo, como siempre, con su propaganda. Eran demasiadas imágenes desagradables en la prensa, quién sabe cuántas trucadas o montadas, era imperativo forzar un armisticio aunque el problema siga allí y los hechos vayan a repetirse. Francia por su parte, que presionaba por este armisticio, una vez perpetrado el engaño ya no quiere ser la principal contribuyente de tropas a menos que le garanticen que la misión estará libre de peligros –lo cual es absurdo.

Francia está considerando contribuir con una fuerza meramente simbólica al contingente de la ONU en el Líbano, y no los miles de tropas que los funcionarios de la ONU esperaban, tal como informó Le Monde el jueves.

Si fuera cierto, tal maniobra podría retrasar seriamente la misión de la ONU, considerada vital para asegurar la paz entre Israel y las guerrillas de Hizbollah, o incluso hundir toda la operación.

Citando a fuentes de la ONU y la diplomacia, Le Monde dijo que Francia podría enviar sólo una docena de oficiales y en torno a 200 hombres de una división de ingenieros para la ampliada Fuerza Interina de las Naciones Unidas en el Líbano (UNIFIL).

El gabinete del presidente Jacques Chirac dijo que las opciones militares “estaban siendo todavía consideradas”.

El único país que ha mostrado buenas intenciones hacia Israel ha sido Alemania:

Alemania propuso el jueves contribuir con agentes de policía y aduanas, aviones y buques a una fuerza de pacificación en el Líbano para impedir la entrada de armas en el país desde Siria por tierra o por mar.

Al parecer Alemania se resiste a contribuir con fuerzas propiamente militares por ciertos complejos nacionales, a los que gente como el inmaculado y siempre pontificante Günter Grass no es ajena. Sin embargo, dado que la UNIFIL no va a desarmar a Hizbollah, y en caso de que por ello se repitiera la situación bélica, lo único que haría sería servir de escudos humanos a los terroristas como hasta ahora, parece que al menos debería ocuparse de impedir el aprovisionamiento de Hizbollah. O eso o quedarse en casa, porque para hacer de “observadores” ya tenemos a Reuters y no hay que pagarles con dinero de los impuestos.

Como dijimos parece que la tarea de desarmar a Hizbollah, exigencia de la resolución del CS, recaía en el ejército del Líbano. Pero ésta no es la primera resolución del CS de la ONU en este sentido que el Líbano incumple:

De acuerdo con la decisión del gabinete [libanés], Hizbollah no se desarmará en el sur del Líbano, sino que sus miembros se abstendrán de llevar armas en público [sin comentarios]. El acuerdo se alcanzó tras deliberaciones con representantes de Hizbollah los últimos días.

La decisión del gobierno libanés contradice la resolución 1701 del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, alcanzado la última semana, que determina que el área al sur del río Litani estará libre de armas, aparte de las de los soldados libaneses y las tropas de la UNIFIL. El gabinete tomó la decisión al rechazar Hizbollah todas la peticiones para que se desarmara al sur del Litani.

“Las fuerzas de la Resistencia [Islámica, brazo armado de Hizbollah] son las únicas, de todos los árabes, que han logrado responder y derrotar a Israel. Nadie puede quitar las armas a la Resistencia, ciertamente no por la fuerza”, dijo el presidente libanés prosirio Emile Lahoud, que encabezaba la reunión del gabinete. […]

El jefe de Hizbollah en el sur del Líbano, el jeque Nabil Kaouk, dijo a unos reporteros en Tiro que Hizbollah da la bienvenida al despliegue adicional del ejército libanés en el sur.

Al igual que en el pasado Hizbullah no tenía presencia militar visible, no habrá presencia visible ahora”, dijo.

Por supuesto sería muy perverso pensar que si Hizbollah quiere las armas es para volver a utilizarlas, ya no tenemos que preocuparnos de eso, problema resuelto, es Israel y no Hizbollah la única amenaza para la paz. Por otra parte Israel, después de aceptar esta engañifa, está preocupado por la composición de la UNIFIL:

Israel dijo que sería “difícil si no inconcebible” aceptar a naciones que no reconocen su derecho a existir como parte de la fuerza de la ONU en el Líbano.

El embajador israelí en la ONU Dan Gillerman hablaba después de que Indonesia y Malasia, que no reconocen a Israel, prometieran tropas para el despliegue de la ONU.

Malasia dijo que Israel no debería poder opinar en la composición de la fuerza.

Parece que algunos ya se van enterando de qué va a ir esto. También Bangladesh, donde creo recordar que Bin Laden gozaba de mayor popularidad que en ningún otro país, quiere contribuir con nada menos que 2000 soldados.

Publicado en paralelo en DOCE DOCE.

3 comentarios para “La crisis de Oriente Próximo, VIII: La UNIFIL”

  1. Spanish diplomat said

    Si no fuera por lo que está en juego casi podría empezar a considerarse cómica la situación.
    La “espantá” francesa, ofreciendo 200 soldados pero, eso sí, reclamando el liderazgo de la operación es una perfecta representación de lo que es Francia: mucha pretensión y luego poco músculo, ambición sin límite pero cobardía ante las primeras noticias de que, realmente, se espere que su presencia haga algo. Y así, el genocidio de Ruanda contó con complicidades francesas, por acciòn u omisión. Quien puede lo más, puede también lo menos, que es ahora lo del Líbano.
    Eso sí, nuestro Gobierno corriendo a ofrecer cuantas más tropas mejor, así podremos poner mucha gente a las órdenes de Francia y el Islam. E Italia, que, ya se sabe, ahora ya son “buenos” y contribuyen. Y respecto de Alemania, su indecisión viene dada tanto por el cáncer pacifista como por su especial papel en el holocausto, con lo que Alemania no se atreve nunca a hacer algo que a Israel no le guste.
    En cuanto a la presencia de tropas de países como Turquía, Bangla Desh, Malasia e Indonesia, está muy bien: que los musulmanes pongan la carne de cañón y la pasta para hacer el paripé en el Líbano. Y que conste que turcos y malasios, si fuesen instruídos por sus Gobiernos al respecto, sí que tendrían la capacidad y los arrestos para poner a Hizbullah en su sitio… Pero no caerá esa breva. Los cuatro países son más o menos democráticos y si envían tropas allá es por razones de opinión pública y efectos internos de legitimación derivada tener una “política internacional islámica”.
    En cualquier caso, hoy el Jerusalem Post ya especulaba con la posibilidad de que el alto al fuego caiga pronto, ya que Hizbullah ha anunciado que no se desarma, el Gobierno libanés no lo desarmará, la resolución de NNUU no da un mandato claro en tal sentido, y Francia y sus acólitos no están dispuestos a hacerlo. Luego quedan pocas alternativas. Y lo único que quizá pudiera frenar el reinicio de las hostilidades podría ser o bien que la situación política libanesa se le complicara a Hizbullah, ya que al fín y al cabo el país se ha visto afectado por sus acciones; o que Israel atraviese una etapa de confusión y debilidad política.
    “Seguiremos informando”.

  2. inquisidor said

    Lo de Francia es lo de siempre. Si es que no da para más.

  3. AMDG said

    Este alto el fuego solo va a tener una consecuencia positiva, el descrédito definitivo de la ONU y de Francia, ese país de segunda al que se ha permitido jugar en la primera división de la política internacional desde hace mas de 50 años. Alons, enfants, menos lobos.

    > inmaculado y siempre pontificante Günter Grass. Me muero de la risa. Despúes de tantos años negarlo quiere quedar bien. No propongo que done los beneficios del libro, porque es capaz de dárselos a los pales.

Sorry, the comment form is closed at this time.

 
A %d blogueros les gusta esto: